Espacio Saludable

Espacio Saludable es un programa de prevención de obesidad infantil que se aplica en la Escuela para fomentar estilos de vida saludables, con estrategias educativas, innovadoras y recreativas. Consiste en la construcción en esta unidad educativa de un punto de venta (Kiosko Saludable), así como en la capacitación y formación en Educación Alimentaria Nutricional a profesores, alumnos y concesionarios y del fomento de la recreación y la actividad física en los niños.

Con esta replicación se espera que los estudiantes de las escuelas intervenidas tengan mejores hábitos, conductas, actitudes y prácticas alimentarias, y que los profesores y padres de familia de las escuelas intervenidas, cuenten con mayores conocimientos, competencias y habilidades para educar y crear hábitos en alimentación saludable en los niños.

Este proyecto es un trabajo asociativo del INTA de la Universidad de Chile , Tresmontes Luchetti y el programa Elige Vvir Sano. Se puede destacar que el éxito y factor clave del programa ha sido la alianza entre el sector público y privado que ha otorgado la factibilidad política, económica y estratégica para la implementación, replicación y sustentabilidad de este modelo. De esta forma, se convierte en uno programa único en Chile que ha logrado unir esfuerzos en beneficio de la salud de los niños, profesores y familias de nuestro país.

Numerosas publicaciones científicas nacionales e internacionales que dan cuenta de sus evaluaciones y resultados obtenidos, demuestran el aporte de este programa a la investigación nacional en la materia de prevención de obesidad infantil.

2013: Espacio Saludable se extiende a otras comunas
Gracias a un acuerdo firmado en el Palacio La Moneda, entre el INTA de la Universidad de Chile y el apoyo de Elige Vivir Sano y Tresmontes Luchetti, Espacio Saludable se encuentra en etapa de implementación en las comunas de Cerro Navia, Casablanca, Rancagua y Chillán.

Con la presencia de la Primera Dama, señora Cecilia Morel, Acaldes y altos directivos se firmó el acuerdo que permitirá este año instalar un ejemplo del modelo en el primer año y apoyar al municipio a adquirir las competencias a nivel de la Corporación de Educación Municipal, con el objeto de continuar la replicación del modelo a partir de 2014 en el resto de escuelas de cada comuna.

Cabe destacar que la comuna de Macul, primera comuna que desarrolló el proyecto el año 2006, también firmó el acuerdo con el compromiso de compartir sus experiencias y buenas prácticas.

.

Spider FAQ
  • 1. Historia

    El programa de prevención de obesidad infantil nace el año 2001, cuando Tresmontes Lucchetti, preocupada por los altos niveles de obesidad y sobrepeso en los niños convocó al Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos, INTA de la Universidad de Chile, a desarrollar un modelo de intervención para prevenir y controlar la obesidad infantil que fuese efectivo y replicable. 

    Así, surge una inédita alianza entre el sector público y privado que hizo posible el desarrollo de un Modelo de Prevención y Control de Obesidad Infantil para Escuelas Básicas de Chile de la mano de reconocidos investigadores del INTA. 

    El modelo partió implementándose en tres escuelas básicas de la comuna de Casablanca y logró reducir la prevalencia de la obesidad infantil en un 50% y el sobrepeso en un 25% en dos años a nivel de la población intervenida. Esto llevó a la posterior replicación en Macul, hasta llegar al 100% de las escuelas municipales de esta comuna en 2011, abarcando desde pre-kínder a cuarto año de educación básica. 

    Durante los años de puesta en marcha del programa en Macul, y con el objetivo de favorecer las conductas saludables de la comunidad escolar, se incorporó al modelo en el año 2009 la intervención de los puntos de venta existentes al interior de los establecimientos, modificando su oferta e infraestructura y capacitando a los concesionarios de los kioscos para que se sumaran también como promotores de estilos de vida saludable al interior de la escuela.

  • 2. Logros del Programa

    1) Educación Alimentaria Nutricional (EAN):

    Conductas y prácticas saludables fortalecidas en los niños a través de la inserción obligatoria de EAN dentro del aula. Aplicación de manual “Qué Rico es Comer Sano” desarrollado por el INTA de la Universidad de Chile.

    Profesores capacitados en alimentación y nutrición.

    Establecimiento con calendario de colaciones saludables en etapa pre escolar y primer ciclo de enseñanza básica.

    2) Actividad Física y Recreación

    Aumento de las horas de educación física (4 horas de clases en horarios diferidos).

    Realización de clases de educación física por un docente especialista. Aplicación del Manual de Educación Física desarrollado por expertos del INTA de la Universidad de Chile que permite mejorar la efectividad de las clases aumentando la capacidad cardiovascular, flexibilidad, fuerza y equilibrio de los estudiantes.

    Mejoramiento de la infraestructura de escuelas y adquisición de implementos deportivos.

    3) Involucramiento de la Comunidad Escolar

    Padres y profesores activos y participativos en iniciativas que promueven estilos de vida saludable a nivel escolar o familiar.

    4) Entorno

    Implementación de un Kiosco Saludable al interior de la escuela bajo un modelo que ha demostrado hacerlo viable económicamente.

    Mejoramiento de la oferta de alimentos del kiosco (80% de los alimentos con no más de 130 kcal por porción y el 20% restante con no más de 150 kcal).

    Concesionario de Kiosco motivado y capacitado en alimentación saludable, etiquetado nutricional y estrategias de marketing.

    Prohibición de venta ambulante dentro y fuera de la escuela.

  • 3. Proyección Internacional y replicación

    El modelo de “Prevención y control de obesidad infantil en Escuelas Básicas” está siendo replicado en México desde el 2011 de la mano del Instituto Nacional de Salud Pública, el Instituto Nacional de Pediatría, la asesoría del INTA de la Universidad de Chile y el apoyo de Tresmontes Lucchetti México.

    No obstante lo anterior, el modelo ha sido ampliamente replicado por escuelas públicas y privadas en Chile y otros países de América Latina. Esto ha sido posible gracias al desarrollo de guías y el material de apoyo necesario con acceso y descarga gratuita a través de la web de Elige Vivir Sano y el INTA de la Universidad de Chile y las numerosas publicaciones científicas que dan cuenta de las evaluaciones y resultados obtenidos a lo largo de su implementación.

  • 4. Proyección Internacional y replicación Antecedentes sobre Obesidad Infantil en Chile

    La epidemia de la obesidad se inicia en Chile lentamente hace 25 o 30 años, en forma similar a lo ocurrido en el mundo. Según varios estudios, esta situación de salud en los escolares, se ha asociado a una insuficiente actividad física y a un elevado consumo de alimentos elaborados con alto contenido de grasas saturadas, azúcar y sal. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), existe evidencia convincente de que un estilo de vida sedentario y la alta ingesta de alimentos con alto contenido energético y pobre en frutas, verduras, legumbres, lácteos sin grasa y pescado, aumentan el riesgo de obesidad. Frente al incremento de la obesidad infantil en Chile, existe consenso entre investigadores, educadores, personal de salud y autoridades políticas, la necesidad urgente de introducir estilos de vida saludable en las escuelas, con el objeto de prevenir la obesidad y mejorar su salud y calidad de vida en la edad adulta.

    Para ello se considera a la escuela, un agente fundamental en la promoción y fomento de la salud de la comunidad, incluyendo no sólo a los niños y maestros, sino también a sus familias y comunidades de las que forman parte. Se ha demostrado que un adecuado ambiente en el hogar y las escuelas, que induzca a elegir y consumir alimentos de bajo aporte calórico, podría disminuir este riesgo. La política de Promoción de Salud Escolar propone crear entornos propicios a la salud e impulsar estilos de vida saludables, estimulando los factores protectores, con participación de toda la comunidad educativa. El centro educativo tiene la posibilidad de agregar sentidos y motivaciones al proceso de enseñanza-aprendizaje, fortaleciendo su vínculo con las familias y la comunidad, orientando su quehacer hacia el desarrollo de habilidades y la construcción de proyectos de vida.